HOME :: VOLVER A TODAS LAS NOTICIAS

Techos Verdes

Un respiro para vos y el planeta

06 | Agosto | 2014  

Una nueva tendencia verde llega para quedarse: Las cubiertas vegetales. Aunque se han utilizado durante mucho tiempo, hace tan sólo unos años que se comenzaron a apreciar sus ventajas.

 

Imagen tomada de: http://mejorarq.com/

 

La vida en nuestras ciudades se ha vuelto caótica, debido a diversos factores como el constante tránsito vehicular, las grandes superficies de hormigón y asfalto que llevan a un sobrecalentamiento de la atmósfera.

 

Crear jardines en las terrazas o techos de los edificios es una tendencia mundial en alza. Los techos verdes además de ser atractivos a la vista,  también generan numerosos beneficios medio ambientales a las ciudades. 

 

Las características y tamaños pueden variar en complejidad, como varían según el resultado que se busca.

 

Para lograr un clima saludable, sería suficiente con ajardinar entre un 10 y un 20% de todas las superficies techadas de la ciudad, ya que un techo de césped sin podar tiene un promedio de 5 a 10 veces más de superficie de hojas que la misma área en un parque abierto.

 

Tener un techo verde en una casa o lugar de trabajo reporta grandes beneficios, por eso, ¡animate a tener tu techo verde!

 

Composición de los techos verdes

En los techos verdes se emplea un sistema compuesto por un mínimo de tres capas. Una primera capa de aislación, con el fin de no dañar los materiales de construcción, una segunda capa para el crecimiento de las plantas y una tercera de irrigación para el agua que éstas consumen.

 

Se pueden instalar techos verdes casi en cualquier superficie, sin embargo es importante que un experto sea quien asegure que el techo podrá resistir el peso de las capas.

 

Beneficios

Los beneficios son muchos. Como primera opción permiten que las plantas favorezcan a la reducción del dióxido de carbono a través de la fotosíntesis, reportando beneficios en las ciudades, las cuales generalmente son las más afectadas por la contaminación. Ayudan a impedir excesos de agua cuando ocurren lluvias muy fuertes, se puede cultivar alimentos en ellos, ayudan a la aislación térmica (al enfriar la temperatura de las viviendas u oficias en verano y calentándolas en invierno), prolongan la vida útil del techo, y por último, ofrecen un nuevo espacio de descanso y distracción.

 

Algunos argumentos en contra, es que añaden peso a las casas, requieren de un mantenimiento constante, si queda mal instalado puede retener y filtrar agua al inmueble. Su implementación en algunos casos puede ser costosa.

 

 

Autor de la nota: Paula Puglia

Categoría: Sustentabilidad / Ecologismo

 

 

 

Ir arriba :: Volver a noticias :: Volver al inicio