HOME :: VOLVER A TODAS LAS NOTICIAS

Té, tisana e infusión

Sus diferencias

12 | Mayo | 2015  

Buena Mano para las Plantas nos hace una clara diferencia entre estos tres conceptos tan relacionados y que muchas veces confundimos dentro del mágico mundillo de las infusiones.

 

 

Llamamosa cualquier infusión hecha con agua caliente, ya sea de hierba, flor o fruto. Esto es un error, para llamarse té, la infusión debe hacerse con las hojas de una planta llamada "Camellia sinensis". dichas hojas son recolectadas a mano generalmente y posteriormente se llevan a cabo diferentes procesos para dejarlo listo para su consumo.

 

La infusión se obtiene vertiendo agua muy caliente aproximadamente 80º (pero sin llegar a hervir) sobre las hojas secas de cualquier planta que contenga propiedades para consumo humano, partes de las flores o de los frutos de diversas hierbas aromáticas. La bebida obtenida se debe tapar y dejar reposar unos minutos (o no) en función de la preparación deseada. Seguidamente se debe filtrar y tomar. Algunas de las infusiones más comunes son la manzanilla, la menta, yerba buena, el té (Camellia sinensis), el café (sí, el café es una infusión), el mate, la valeriana, etc…

 

El té es una infusión obtenida por las hojas (y a veces brotes) de las hojas de la planta del té (camelia sinensis o camelia viridis). Su origen etimológico es chino, y dos de sus pronunciaciones “te” y “cha” son las más conocidas. Las diferencias entre las variedades son té rojo (pu erh), té verde, té negro, té azul (oloong), té blanco y té amarillo, viene determinada por la forma de secar las hojas y/o su fermentación. Por ejemplo el té verde, se seca al sol inmediatamente después de su recolección y se le aplica un tratamiento térmico (normalmente vapor) para detener su fermentación, el té rojo se deja secar al sol durante un corto período de tiempo para después pasar a un secado más prolongado en una habitación cerrada, por lo que está semi-fermentado y por último el té negro es el té fermentado. Su proceso de elaboración pasa por varias etapas muy marcadas: marchitamiento, enrollado, fermentación y secado.

 

Por último, la tisana es similar a la infusión, la única diferencia es que esta bebida que se consigue al hervir varios minutos con agua, algunas combinaciones de hierbas, frutos secos y/o especias. El agua queda impregnada de sustancias solubles que pueden aportar efectos beneficiosos para la salud (hierbas medicinales). A este proceso también es conocido como decocción. (Esta no es recomendable para el té debido a que se puede amargar después de los minutos recomendados para su infusión).

 

Los diferentes significados de estas palabras pueden variar en algunas regiones y países latinoamericanos, por lo que a veces una infusión puede denominarse té o tisana y viceversa.

 

Mas allá de las propiedades que posee cada hierba, flor o fruto con la cual nos identificamos…es esa sensación de plenitud que nos inspira el ritual de una infusión…llega mas lejos de su sabor, si estamos acompañados o no, si es importado o proviene de nuestro jardín, pero casi siempre logra que cerremos los ojos por instantes y conectarnos con el momento.

 

Bienvenidos a la MAGIA!

 

 

Autor de la nota: Buena Mano para las Plantas

Categoría: Alimentacion / Medicina

 

 

 

Ir arriba :: Volver a noticias :: Volver al inicio